San Millán De La Cogolla

San Millán de la Cogolla es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja en España.

San-Millán-De-La-Cogolla

Ubicado al pie de la Sierra de la Demanda (Sistema Ibérico) en la vertiente oriental que separa la Meseta del Valle del Ebro, a 728 m de altitud sobre el nivel del mar y a orillas del río Cárdenas.
Aunque no está situado exactamente en el Camino de Santiago, muchos peregrinos se desplazaban hasta allí para luego retomar la ruta jacobea.
Término municipal de San Millán de la Cogolla.
El municipio tomó su nombre del santo Millán (evolución al castellano del nombre en latín Aemilianus o Emiliano), anacoreta que fue alumno de San Felices y vivió del 474 al 575, creador de la comunidad mixta de eremitas de Suso, que luego daría lugar a uno de los focos culturales más importantes de la época medieval en el sur de Europa.
Por esas fechas existía en el lugar una iglesia llamada de San Jorge, que sería iglesia parroquial del pueblo hasta 1542, en la que se encontraba la sepultura de Santa Potamia, Ermita Santa Potamiadiscípula de San Millán. Esta ermita, del siglo XII, se conserva en la actualidad a la entrada del pueblo, junto al Río Cárdenas, y está considerada una de las iglesias consagradas más antiguas de La Rioja.

La localidad está compuesta por cuatro barrios.
El barrio más antiguo es el denominado tradicionalmente “Santurde” que, según datos existentes en el archivo monacal del Monasterio de Suso, existía ya en el siglo IX. Tras la construcción del Monasterio de Yuso, el pueblo se fue extendiendo hacia él formando otro

barrio, denominado “Barrionuevo”, que en la actualidad ocupa la práctica totalidad de la localidad.

Otro barrio, creado a partir del siglo XIV, es el “Prestiño”, que circunda el Monasterio de Yuso en su parte norte y este, en el que destacan construcciones relacionadas con el mismo, tal como el antiguo hospital del Monasterio y molinos y almacenes que se transformaron en viviendas con el paso del tiempo.
El barrio más apartado es “Lugar del Río”, situado a 2 km aguas arriba del Cárdenas, siendo un lugar tranquilo y apacible rodeado de prados, choperas y estampas clásicas de montaña

.lugar-del-rio

Entre los siglos XVI y XVII, se levantó el Monasterio de San Millán de Yuso (o de abajo), de grandes proporciones denominado desde los años 1960 el “Escorial de La Rioja”. Este monasterio fue uno de los más influyentes en la época medieval en la península Ibérica y fue el centro religioso de muchas zonas de La Rioja, Burgos, Soria, Palencia y Álava.
En 1997 los monasterios de San Millán de la Cogolla, Suso y Yuso fueron catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Monasterio de San MillánSONY DSC

Dentro del recinto urbano está el Monasterio de San Millán, formado, a su vez, por el primitivo Monasterio de San Millán de Suso («de arriba») y el Monasterio de San Millán de Yuso («de abajo»). El Escritorio de San Millán es uno de los más antiguos de Europa, convirtiéndose en un centro de cultura muy importante, muestra de ello son la magnífica colección de códices que se conservan. Entre los más importantes están el Códice 60, donde se encuentran las Glosas Emilianenses, algunas de las primeras palabras en euskera y en navarro-aragonés, confundido durante décadas con castellano primigenio, por lo que San Millán es conocida como la “Cuna de la Lengua”. Gonzalo de Berceo, primer poeta castellano conocido, sirvió al monasterio como notario. La biblioteca y el archivo están considerados como uno de los mejores conjuntos monásticos. Las razones históricas, literarias, artísticas, así como el conjunto monumental, hicieron posible su declaración como Patrimonio de la Humanidad en diciembre de 1997. En la actualidad el Monasterio de San Millán de Yuso está habitado por frailes de la Orden de Agustinos Recoletos.

Tanto el monasterio de Yuso como el de Suso fueron declarados Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 3 de junio de 1931.

DSC03714

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento